Se trata del guanaco, especie que viene sufriendo una "constante extracción" en la provincia.


Gendarmería Nacional secuestró en la zona del Escuadrón de Seguridad Vial “Sierra Grande” más de 100 kilos de carne de guanaco. La caza de esta especie está prohibida en la provincia de Río Negro. 

En total se decomisaron 120 kilos de carne, junto a armas y cuchillos que suponen eran “utilizados para la caza ilegal de ésta especie que viene sufriendo una constante extracción”, detallaron desde el área de Ambiente de la provinicia.

Al mismo tiempo, recordaron que el guanaco es una especie protegida en tierra rionegrina y que el mismo “forma parte del proyecto ‘Desarrollo del Circuito Socioproductivo de la Fibra de la Especie como Recurso Estratégico de la Economía Social en la Patagonia'”

De esta manera, remarcaron que “la caza furtiva de esta especie constituye un delito”.






Comentarios