La ruptura del convenio que unía al Instituto Provincial del Seguro de Salud (IPROSS) y la Cámara de Prestadores de Salud (CAPRESA), dejó en evidencia una realidad que se vive en el Hospital Zatti de Viema: el 40% de los pacientes que se atienden allí tiene obra social.

"Esta situación no es nueva para nosotros. Afuera está cortado prácticamente todo. El hospital tiene más de un 40% de atención de usuarios de obras sociales. Hasta el momento no ha cambiado nada acá adentro, con estos anuncios que se hicieron ayer", comentó el director del hospital, José Luis Rovasio en diálogo con VDMNoticias.

Además, señaló que "esto pasa siempre" y desde hace varios meses atienden a pacientes de PAMI, de OSECAC y de IPROSS.

En relación a la "red prestacional de urgencias y emergencias" que anunció el Gobierno de Río Negro durante la jornada del lunes, Rovasio comentó: "No tengo ninguna comunicación oficial, lo único que sé es lo que salió en los diarios y nosotros nunca nos hemos negado a atender al IPROSS. Siempre lo hemos atendido y estamos en las mismas condiciones que estamos siempre".

En cuanto a la demanda en el centro de salud, remarcó que se "está trabajando en un nivel de ocupación y de capacidad que está llegando a su tope" pero sostuvo que "todas las personas que se vienen a hacer atender, más allá de que tengan o no obra social, se las atiende".

Las áreas más complicadas, en cuando a la demanda, son internación, cardiología y oftalmología. A ellas se suman pediatría, neonatología y la guardia ya que el Zatti es el único que brinda este servicio.