Así lo comunicó en la audiencia del viernes por considerar que había "importantes imprecisiones" en las pruebas. 


Finalmente la jueza Iztia Soly no aceptó las imputaciones de “corrupción de menores” del legislador del FpV, Javier Iud y el intendente de San Antonio, Luis Ojeda. Tomó esta decisión por considerar las pruebas que presentaban “importantes imprecisiones”. Dos de los cinco acusados admitieron el delito y serán condenados. 

Al rechazar las acusaciones de la fiscal Paula Rodríguez Frandsen en contra de los políticos, la Jueza convalidó los planteos de la defensa que consideraban imprecisas las acusaciones, lo que imposibilitaba la defensa de los acusados ya que no se detallaba tiempo y lugar. 

Además de Iud y Ojeda, tres empleados municipales estaban acusados de abusar sexualmente de una menor. Roberto Fortete y Gastón Navarrete, admitieron durante al audiencia los hechos y fueron condenados a tres años de prisión en suspenso.

Por su parte, el quinto acusado identificado como Eric Pérez no se presentó y la jueza pidió su detención por rebeldía, según detalla Diario Río Negro. 

Si bien Rodríguez Frandsen acusó inicialmente a Iud por haber mantenidos relaciones con la menor entre 2016 y mayo de 2018 a cambio de “dinero o droga” en un local entre las rutas 3 y 251; y a Ojeda por los episodios sexuales que se dieron en una casa de dos pisos en el Barrio Cruz del Sur, la defensa consideró que estos datos no eran suficientes. 

Durante la audiencia el Legislador declaró que la menor fue “inducida” a señalarlo como participe de este delito y cuestionando la “direccionalidad” de los testimonios utilizados. Pero al mismo tiempo, declaró que en los relatos acusatorios aparecen “otros dirigentes políticos”. También pidió que se llegue a la “verdad real” y remarcó que el no consume drogas. 

Ojeda también habló y reiteró las imprecisiones de los cargos formulados en su contra, y justificó su “honorabilidad” con la aprobación que tuvo los trámites de adopción que llevó adelante. 

Ante este panorama, la Jueza decidió no aceptar los cargos en contra de Iud y Ojeda, señalando que que el hecho se debería precisar más y que las pruebas no alcanzaban para avanzar en el proceso.





Comentarios