De no hacerlo en el plazo de 10 días, tanto Foulkes como la secretaria de Medio Ambiente deberán pagar de sus bolsillos una multa diaria.


La situación del predio conocido como el Prebasural, que se encuentra en las inmediaciones de la ruta provincial 1, es preocupante y la Justicia intervino para darle una solución a los vecinos de las 23 casas cercanas que ven afectadas su salud e higiene del terreno en el que viven. 

Luego de que la concejal Silbana Cullumilla, los legisladores Nicolás Rochás, María Inés Grandoso y Raúl Martínez, y varios vecinos presentaran un amparo para que la Municipalidad local y Medio Ambiente intervengan, la jueza Ana Scoccia intimó al intendente José Luis Foulkes y a la secretaria de Medio Ambiente, Dina Migani a que regularicen la situación en el plazo de 10 días. 

Según informa Diario Río Negro, las autoridades de Viedma tiene ese plazo para realizar “el cerramiento del predio” del Prebasural, y si no cumplen serán multados de forma personal. Por cada día que esta obra se atrase, deberán pagar $2.000.

En cuanto al fallo de la Jueza, Rochás sostuvo: “Confirma una vez más la desidia del intendente José Luis Foulkes, para actuar a favor de los vecinos y al mismo tiempo vuelve a demostrar la nula importancia que el gobierno de Weretilneck tiene para cuidar el medio ambiente, la higiene y la salud”.

Este tema lleva varios meses de litigio y los vecinos siguen conviviendo con la basura en los alrededores de sus casas. Por eso el legislador remarcó: “Se acabaron las excusas, si no cumplen pagarán de su bolsillo el daño que provocan a los vecinos”.




Comentarios