La mujer, acusada de la muerte de la pequeña, cumplía prisión domiciliaria en una chacra de Chichinales.


Janet Neira, la mujer acusada de la muerte de su pequeña hija Sofía, se fugó de la chacra donde se encontraba cumpliendo prisión domiciliaria tras quitarse la tobillera electrónica en Villa Regina.

Caso Sofía: Janet Neira se quitó la tobillera y se dio a la fuga.

Neira se encuentra acusada junto a su pareja de la muerte de la pequeña de tres años, quién sufrió diferentes abusos. En tanto que el padrastro continúa en prisión en una cárcel dela ciudad de Viedma. La mujer se encontraba cumpliendo prisión domiciliaria luego de que la defensa realizara un pedido por las condiciones en de la Subcomisaría de Padre Alejandro Stefenelli.

AL principio se pensó llevarla a una cárcel de mujeres en Viedma pero finalmente se resolvió que Neira cumpla su condena en una chacra familiar en la zona de los Chichinales. Fuentes policiales consultadas por el diario Río Negro indicaron que alrededor de as 18.30 se sacó la tobillera y emprendió el escape. En tanto que personal de la Comisaría 40 dio intervención al Ministerio Público Fiscal.

Caso Sofía: A Janet Neira se le otorgó la prisión domiciliaria en una chacra familiar.

Cabe recordar que Janet Neira fue detenida el 4 de febrero junto a Marcos González tras la muerte de la pequeña en el centro de salud Juan XXIII. A la pareja se les formularon cargos por abuso sexual seguido de muerte, aunque la semana pasada de re formularon los cargos. La situación de ambos continúa siendo complicada.




Comentarios