La pérdida total por el DNU que congela el precio del combustible asciende a 528.700.000 millones de pesos.


El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck presentó hoy un escrito a la Corte Suprema de Justicia para declarar la inconstitucionalidad y nulidad del Decreto N° 566 que congeló el precio de los combustibles y del barril por 90 días.

Para el mandatario el decreto de necesidad y urgencia “modifica inconstitucional y arbitrariamente, el precio de las operaciones de venta de petróleo crudo y la base de cálculo para la liquidación y pago de las regalías petrolíferas” a la provincia. La presentación apunta al Estado Nacional por ser el autor del decreto que se publicó el viernes pasado en el Boletín Oficial.

En paralelo, la provincia también argumentó que la sentencia a dictarse no sólo deberá ser declarativa de la inconstitucionalidad, sino también la nulidad del Decreto 566. “La sanción de nulidad está prevista expresamente en el artículo 99 inciso 3º, segundo párrafo de la Constitución Nacional. Tal nulidad es absoluta e insanable, de modo que su declaración tiene efectos retroactivos respecto de la norma anulada”.

El artículo establece que las entregas de petróleo crudo efectuadas en el mercado local durante 90 días corridos a partir del viernes deberán ser facturadas y pagadas a un precio de referencia de 59 dólares por barril con un tipo de cambio de $45,19. Es decir a los valores acordados entre las refinerías y las operadoras el 9 de agosto previo a las PASO.

La principal preocupación de Río Negro es la recaudación de regalías, ya que prevén que las compañías productoras no cumplan con sus proyecciones para fin de año y merme el nivel de operación. En consecuencia, los ingresos de la provincia se verían perjudicados también por los impuestos a los ingresos brutos. “Se encuentra directamente vinculado a la diferencia entre el precio del mercado del petróleo crudo Brent y la paridad efectiva entre el peso argentino y el dólar estadounidense”, indicó.




Comentarios