Además también reorganizó la prioridad de urgencias para cirugías. Se frenaron los insumos importados ante la especulación financiera.


La disparada del dólar afectó la cadena de comercialización de suministros médicos que en su mayoría son elementos importados y esto obligó a “racionalizar suministros” y priorizar urgencias. La dirección del hospital Zatti de Viedma informó que se reunieron las autoridades con los jefes de servicios, con el objetivo de resolver la situación que se ha presentado ante la falta de cotización de insumos hospitalarios por parte de los proveedores.

“Se trata de una realidad que hoy se vive el todo país, afectando la cadena de comercialización de suministros médicos que en su mayoría son elementos importados que cotizan en dólares”, indicaron desde el Zatti. En la reunión se acordó tomar una serie de definiciones, como “racionalizar al máximo los suministros existentes en la actualidad, para poder garantizar la urgencia”. En la medida en que se concrete la entrega de elementos como los descartables, se realizarán o suspenderán las cirugías, dependiendo de la urgencia de cada una.

Desde el hospital aclararon que “no se trata de falta de fondos” por parte del sanatorio o el sistema de salud provincial, sino que “la realidad que vive hoy en la cadena de comercialización, los suministros hospitalarios, situación que se repite en otros tantos sectores”.

“Siempre destacando que desde el hospital público se garantiza la cobertura de las urgencias, en la reunión de hoy se acordó mantener encuentros permanentes, cada 48 horas, para definir cuáles son las cirugías que se podrán afrontar y cuales deberán suspenderse hasta tanto se establezca nuevamente las compras por parte del hospital”, afirmaron.





Comentarios