Los representantes de dichas organizaciones imploraron a la Legislatura y el Concejo ''que se pongan una mano en el corazón''.


Distintos referentes de merenderos y comedores de Viedma volvieron a manifestar este jueves que la Legislatura y el Concejo aprueben la Emergencia Alimentaria en la capital rionegrina, para poder dar paso a la provisión de comida de calidad para los habitantes, según informó VDM Noticias.

Las organizaciones apuntaron que hay ”falta de voluntad política” para declararla, ante un problema que ”no puede esperar”. ”Los niños no pueden esperar a que los concejales se pongan de acuerdo, a ver si se trata o no se trata, si se vota o no se vota la ley de emergencia”, expresó Lorena Alan, representante de CTEP.

Tras esto, enfatizó: ”La emergencia es ahora. No tenemos alimentos para cubrir las necesidades de las familias y por eso queremos visibilizar esta emergencia. No podemos esperar mas. Queremos una alimentación saludable, no queremos seguir dándoles de comer harina y azúcar a los chicos y a las familias que van a nuestros comedores y merenderos”.

Merendero (Foto: Río Negro).

Luego, solicitó: ”Queremos que los concejales se pongan media pila y puedan trabajar en conjunto, que se pueda votar la emergencia por unanimidad y no sigan pasándose la pelota unos a otros. Que se pongan una mano en el corazón. Sabemos que hay niños que se acuestan sin cenar, que van a la escuela sin tomar un desayuno. Queremos una ley de emergencia alimentaria ahora, tanto en el Concejo como en la Legislatura”.

Gabriela Quintero también sumó: ”No estamos hablando de bienes de lujo, sino de alimentos. Quienes tienen que promover el bienestar social, que es el Estado, debería tomar seriedad en el asunto. Se están violando artículos constitucionales. Es horriblemente feo que estemos proyectando a un niño que no se puede alimentar bien y, en un futuro, no va a poder ser racional, no va a poder pensar bien ni crearse una carrera”.

Nosotros no podemos dar de comer todos los días. Nos sostenemos a base de la solidaridad de la gente de la comarca que con poco o con mucho se acerca a donar. No puede ser que no se den cuenta que la gente la está pasando muy mal, realmente, con mucha hambre, con mucha desesperación. Pibes que no estudian porque no se les pueden comprar los útiles, gente a la que le cortan el gas porque no lo pueden pagar”, finalizó.






Comentarios