Se trata de un dispositivo dual que se entrega en casos de violencia familiar tanto al autor como a la víctima.


Se puso finalmente en funcionamiento el dispositivo dual. Se trata de una herramienta revolucionadora en materia de seguridad, más estrechamente relacionada a los casos de violencia familiar, según explicó Río Negro.

A diferencia de una tobillera común por prisión domiciliaria, este sistema debe ser portado tanto por la víctima como el victimario. Ambos estarán sincronizados, sirviendo para prevenir cualquier violación del perímetro fijado con anterioridad, enviando en estos casos un aviso a RN Emergencias.

Sin embargo, contará con dos límites provistos diferentes. Uno de ellos es el impuesto por la Justicia, mientras que el segundo será un poco más estricto y exigirá mayor distancia, ya que se trata del fijado por el área de Género.

Betiana Minor (Foto: ADN Río Negro).

Esto también contará con ayuda de la Municipalidad de Patagones y la Policía Bonaerense, en caso de que ambos crucen los límites provinciales, para que pueda seguir su funcionamiento incluso en otras partes del país.

”La aplicación será gradual. Primero lo hicimos en la Primera Circunscripción (Viedma)”, explicó la secretaria de Justicia de Río Negro, Betiana Minor, quien agregó que se trata ”de un sistema que es ampliamente superador y le da garantías a la víctima para que circule normalmente”.

Finalmente, explicó algunos aspectos del dispositivo: ”No hay posibilidad nunca que el agresor se acerque a la víctima. Violando el perímetro previo se activa una alarma y desde el monitoreo del RN Emergencias se comunican con el agresor informando la situación y solicitando que vuelva sobre sus pasos. En caso de seguir violando el perímetro de la Justicia, se moviliza a los efectivos policiales y se lo detiene. Al mismo tiempo, se le comunica la situación a la víctima para que quede en resguardo”






Comentarios