Se realizará por 60 días y terminará con un informe final por parte del ente regulador. La deuda supera los dos billones de pesos.


La justicia rionegrina designó a un interventor para la distribuidora de energía Edersa con el objetivo de “acceder a información esencial”. La medida cautelar fue solicitada por el inspector de Personas Jurídicas y por el fiscal de Estado de la provincia. El planteo se solicitó ante las reiteradas negativas por parte de la compañía a brindar información al Ente Regulador de la Energía (EPRE) sobre la deuda que Edersa mantiene con Cammesa.

La intervención se realizará por un plazo inicial de 60 días que culminará con la elaboración de un informe final. “El interventor veedor tendrá las más amplias facultades para compulsar los libros, actas, toda documentación llevadas por la concesionaria, como así también para solicitar información a la distribuidora o realizar investigaciones que considere convenientes a los fines de dar cumplimiento al objeto encomendado”, indica la resolución.

Debido a la deuda, Cammesa, administradora del mercado eléctrico advirtió de forma pública que comenzaría a restringir el abastecimiento de energía en la provincia. La empresa Edersa fue calificada por una resolución de la secretaría de Energía de la Nación como “deudor moroso crónico”.

En la resolución el juez civil de Cipolletti, Federico Corsiglia mencionó que dentro del contrato firmado entre Edersa y la provincia el 30 de agosto de 1996 surge un capítulo denominado “Obligaciones de la Distribuidora”. El artículo 25 expresa que la “distribuidora deberá cumplimentar las siguientes obligaciones: poner a disposición del Ente todos los documentos e información necesarios, o que éste le requiera, para verificar el cumplimiento del contrato, de la ley provincial N°2.902, de su decreto reglamentario y de toda norma aplicable”.

El expediente de la medida cautelar solicitada detalló los pedidos de información que el EPRE le formuló a Edersa sin mayores resultados e incluso “negando toda competencia a la autoridad provincial para intervenir en la cuestión”, particularmente en la deuda que mantiene con Cammesa.

La última información que Cammesa hizo pública reveló que la deuda que ascendía a 2.874.860.877,30 pesos en concepto de “energía integrada a su comercialización que no fue abonada y cuyo saldo deudor supera los dos periodos de facturación”. Según publicó Río Negro.






Comentarios