Mediante un decreto, se le otorgó ese monto a un frigorífico que se sostiene por sus trabajadores.


Mediante el decreto 334, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, le otorgó dos millones de pesos al frigorífico de JJ Gómez. Se trata de una fábrica que fue recuperada por sus trabajadores, y el dinero recibido servirá para tareas de modernización.

El boletín, según explica ADN Río Negro, manifiesta que estos fondos serán usados para ”realizar tareas de mejoramiento” y que esto ”permitirá tener uno de los frigoríficos más modernos de la zona, aumentando la producción de faena”.

Empleados del frigorífico (Foto: Twitter/dpatagonicos).

Los empleados lograron por sus propios medios reinventar el negocio y reubicarlo en una posición de privilegio en el mercado. Este nuevo impulso monetario ayudará para reacondicionar el establecimiento y que sirva como generador de empleo en la zona del Alto Valle.

En cuanto a la decisión, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca destacó que fue ”conveniente” y que permitirá al frigorífico la certificación de ”tránsito federal”.






Comentarios