La protesta busca a nivel nacional que brinden subsidios a su producción y el costo de las harinas. 


Se llevó a cabo en Viedma la primera jornada del “panazo”, venta de pan con a precio por debajo del valor del mercado en forma de protesta para reclamar una ley que declare al alimento como un “bien social”. De esta manera esperan lograr subsidios a la producción y el costo de las harinas.

La protesta es encabezada por los Integrantes de la Mesa de Economía Social y Popular (MESYP) de Río Negro, que se sumaron a la iniciativa que se impulsa en todo el país. En la capital provincial tuvo lugar en la plaza San Martín y pretenden continuar hoy en el barrio Mi Bandera.

Los posibles clientes tendrán la posibilidad de comprar el kilo de pan a 35 pesos, menos de la mitad del costo que en supermercados y panaderías. Esta norma, que se viene desarrollando en el seno de la oposición parlamentaria en el Congreso de la Nación, pretende quitas impositivas en la cadena de producción y comercialización. De esta forma esperan llegar con un precio reducido a la mesa de los argentinos.

Además con esta acción buscan fomentar la comercialización directa, los encargados de esta protesta aseguran que los intermediarios desvirtuarían los precios provocando complicaciones económicas a productores y consumidores.

Los organizadores afirmaron que esta actividad se viene realizando en las plazas de todo el país y está impulsada por una iniciativa del Instituto Patria, donde conforman varias organizaciones vinculadas con la panificación. Según publicó Noticias Net.






Comentarios