El nombre “Mia Khalifa” se volvió conocido en 2014 cuando la joven, que en ese entonces tenía 21 años, protagonizó videos publicados en plataformas de cine para adultos. A pesar de que su incursión en la industria cinematográfica solo duró tres meses, sus imágenes se viralizaron a tal punto que Mia todavía hoy es recordada por ellas.

“Cuando salgo a la calle siento que la gente puede ver a través de mi ropa y me da mucha vergüenza y me hace sentir como si hubiera perdido toda mi privacidad. Porque estoy a una búsqueda de Google”, dijo Khalifa hace dos años, en diálogo con el periodista inglés Stephen Sackur.

Y en esa ocasión, explicó: “La razón por la que pensé que estaba bien que hiciera porno era porque pensé que nadie lo descubriría. Hay millones de chicas que se graban a sí mismas teniendo sexo y hacen cosas así, y nadie sabe sus nombres”.

La joven siempre enamora por Instagram.

Desde entonces, Mia lucha por borrar los videos que circulan en PornHub y de forma ilegal a través de las redes sociales, ya que los “recordatorios constantes” de sus videos afectan a su salud mental.

Pero mientras continúa su lucha, no se quedó de brazos cruzados: ahora es comentarista deportiva, aunque no ejerce, y forjó una carrera como influencer de moda y productos a través de Instagram, donde tiene más de 23 millones de seguidores.

Allí suele publicar comparte contenido a diario con sus fans, quienes reaccionan rápidamente a cada una de sus publicaciones.

Aunque la modelo suele compartir fotos en las que se la puede ver posando o trabajando, hubo una excepción. Es que a través de un collage, la ex actriz pornográfica mostró cómo lucía antes de ser famosa.

Mia Khalifa comparó cómo se veía antes y cómo se ve ahora. (Instagram/@miakhalifa

La vida se trata de equilibrio. Para mí, es equilibrar mi pasión y amor por la comida con mi salud. La gente me pregunta todo el tiempo cómo como tanto y me mantengo delgada”, escribió junto a esa publicación. Y añadió: “No son ‘buenos genes’ o un ‘metabolismo joven’. Son cinco días haciendo ejercicio en el gimnasio cada semana para poder hacer una excursión culinaria libre de culpa cada pocos meses”.

Y esa no es la única imagen que se conoce de Mia antes de su fama, ya que en Internet circulan varias de cuando era adolescente.

Mia Khalifa durante su adolescencia.(Foto: Web)
(Foto: Web)
Mia Khalifa

Mia Khalifa realiza mucho ejercicio y lo muestra en las redes. Aunque no es su actividad de preferencia, claramente lo tiene incorporado a su rutina diaria. A principios de 2020, los fanáticos de la influencer expresaron preocupación por su estado de salud porque notaron que estaba más delgada de lo normal.

Sin embargo, algunos opinaron que tenía que ver con el ángulo en que se habían tomado las imágenes y no ahondaron en el tema.

Con esta imagen, los fans se preocuparon por su salud.

Durante el aislamiento por coronavirus en ese mismo año, Mia aprovechó para realizarse una operación estética de nariz.

“El Dr. y yo estábamos en la misma página acerca de mantener mi fuerte nariz del Medio Oriente, simplemente suavizándola para que fuera más femenina”, escribió la modelo junto a una imagen de su nariz en el postoperatorio.

Mia Khalifa(Instagram/@Mia Khalifa)

Además de su cirugía de nariz, la exactriz tiene otras intervenciones de las que suele hablar, como la de sus pechos, de la cual habla sin rodeos: “Si alguna vez has mirado mis tetas y deseas que las tuyas se vean así, por favor recuerda que las mías están hechas del mismo material que la espátula en el cajón de tu cocina”, anotó en Instagram en una ocasión.

Ahora, Mia es una estrella en Instagram y también en Only Fans, una plataforma de suscripción donde se puede acceder a contenido exclusivo y principalmente erótico de cada celebridad.

La libanesa se destaca en las redes. (Foto: Instagram)