La legislatura sancionó que el 5 por ciento de los fondos nacionales para viviendas sea destinado a la autoconstrucción. 


El presidente de la Cooperativa Nuestro Techo, Javier Branca, cuestionó la propuesta del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), sancionada por la Legislatura en la sesión del viernes pasado.

“Preferimos una propuesta que consideramos un poco miserable antes que la nada”, remarcó el dirigente, y mencionó que la iniciativa original pedía destinar para la autogestión el 50 por ciento de los fondos FONAVI, que ingresan a la provincia desde la Secretaría de Vivienda de la Nación. 

El trabajo de la organización social fue generando más afiliados.

Branca señaló que el objetivo era romper con una práctica desarrollada por el IPV fueguino desde su creación: “Sobreprecios, meganegocios y corrupción en la obra pública”. La experiencia autogestiva de Nuestro Techo ha logrado edificar viviendas de mejor calidad, a menor costo y comprando insumos en empresas locales. 

Serán fondos para alrededor de 20 viviendas de autoconstrucción.

“El compre fueguino no salió -fue rechazado por los parlamentarios- es una pena, porque era un aporte importante que toda la obra pública de la provincia dejara el dinero acá y no en el continente”, expresó el referente social. 

Javier Branca lidera la Cooperativa que comenzó con la edificación de 5 casas.

Serán alrededor de 20 viviendas al año, que se construirán con el 5 por ciento de los fondos nacionales, siendo que la Cooperativa Nuestro Techo garantiza reducir a menos del 50 por ciento la inversión. Una vivienda que el IPV fabrica con un costo de 2 millones de pesos, los vecinos organizados han conseguido edificarla por menos de 1 millón y con mejores caracteristicas edilicias.  






Comentarios