Los tres senadores fueguinos hablaron a favor de sus convicciones y expusieron ante el país su punto de vista


Luego de varias idas y vueltas en la sociedad, luego de marchas y pronunciaciones, esta mañana la Cámara de Senadores inició la sesión en la que está previsto que se discuta el proyecto de despenalización del aborto que tiene media sanción de la Cámara de Diputados. Los Senadores Fueguinos dieron a luz sus fundamentos y expusieron su punto de vista.

De los tres representantes fueguinos sólo la Senadora Boyadjian (Movimiento Popular Fueguino) se pronuncio en contra de la despenalización, mientras que los Senadores Ojeda y Catalán Magni (Frente para la Victoria) lo hicieron a favor. Catalán Magni criticó a su par femenina por haber hecho referencia al pedido de la señora Gobernadora Rosana Bertone de interceder entre ellos para ver que posición tomar “No muchachos, no, no. La política no es eso”, dijo.

En su alocución, Catalán Magni se refirió a su paternidad y al pedido hecho por sus hijos. “Mis cuatro hijos me dicen lo mismo: papá, que salga. La sociedad reclama que el Estado pare de negar lo que pasa”, y enfatizó que “Lo peor que nos puede pasar, es que no pase nada. Que nos vayamos de acá sin haber hecho nada“.

En cuanto al Senador Ojeda también apuntó con sus palabras en contra de la Senadora del Movimiento Popular Fueguino y desvió el tema principal con el de las asignaciones familiares en la patagonia. También acentuó y direccionó su discurso a la igualdad de posibilidades para todas las mujeres, pobres y con dinero.

Asimismo, pidió que el Estado a través de los hospitales atiendan a las mujeres que realicen abortos “Creo que hay que acompañar esta iniciativa para dar igualdad de condiciones para aquellas personas que deciden interrumpir un embarazo. De lo contrario no hacemos más que contribuir con la desigualdad”, dijo. “Todos los aquí presentes queremos salvar vidas, sólo diferimos en el modo de hacerlo. La única lucha que se pierde es la que se abandona”.

Miriam Boyadjian comenzó su exposición disculpándose con sus pares fueguinos, “Nunca quise ofender, al contrario. No quiero que tomen a mal, ellos saben bien que siempre mi postura es en defensa de la vida, pero jamás voy a atacar a nadie que piense lo contrario”, dijo la senadora. “Me adherí a las palabras del Vicegobernador donde nos solicitaba a los tres senadores de Tierra del Fuego que defendiéramos el derecho de las dos vidas“, resaltó.

Por otro lado, habló sobre el derecho a la vida y dijo “No puedo acompañar ninguna iniciativa que no se respete este derecho, aunque sea la única representante que se manifieste de esta forma”. A su vez, alzando dos pañuelos celeste y verde,  expresó “Necesitamos, una verdadera unidad. No necesitamos como Estado tener dos colores, ni una plaza dividida. Necesitamos unirnos y trabajar con políticas de Estados que fortalezcan y que le den libertad e igualdad a las mujeres y a los niños por nacer”, enfatizó.

Sin dudas una decisión difícil que tendría desenlace recién a media noche o en horas de la madrugada. Desde algunas bancas se pidió a los movilizados a favor y en contra, que fuera cual fuera el resultado final, se tome todo con paz.





Comentarios