Además estuvieron presentes el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; y los ministros de Defensa, Oscar Aguad, y de Transporte, Guillermo Dietrich.


El jefe de Gabinete de ministros, Marcos Peña, encabezó -este martes- en la Base Marambio el acto por los 50 años de su establecimiento, a 3.304 kilómetros de Buenos Aires, en lo que constituye la principal estación científica y militar permanente que Argentina mantiene en la Antártida con acceso permanente.

En la ceremonia participaron, además, el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; y los ministros de Defensa, Oscar Aguad, y de Transporte, Guillermo Dietrich; los jefes de la Armada, almirante José Luis Villán; de la Fuerza Aérea, brigadier Enrique Amrein; y del Estado Mayor Conjunto, teniente general Bari del Valle Sosa.

Al mismo tiempo, se efectuó el acto de relevo anual de la dotación de la base, conformada por oficiales, suboficiales y civiles de la Fuerza Aérea, y en ese marco fue puesto en funciones como jefe de la nueva dotación número 51, para la campaña 2019/2020, el vicecomodoro Roberto Saravia.

Marcos Peña, Dietrich y Aguad en Base Esperanza (Antártida).

Cabe recordar que -este miércoles por la tarde-, la delegación del Gobierno navegará en la Isla de los Estados, donde arribará a través del Canal de Beagle desde la ciudad fueguina de Ushuaia, en lo que constituirá la primera visita de un Jefe de Gabinete de ministros de la Nación al lugar que en su momento tuvo un presidio luego abandonado por las hostiles condiciones de la zona.

La Base, creada el 29 de octubre de 1969, se encuentra en la isla Seymour o Marambio sobre el mar de Weddell, y se mantiene en actividad durante todo el año con población permanente.

La isla tiene alrededor de 14 kilómetros de longitud por 8 kilómetros de ancho y la base está construida sobre una meseta a unos 200 metros sobre el nivel del mar, donde lastemperaturas llegan fácilmente a los treinta grados bajo cero y los vientos a 120 km/h, lo que evita una gran acumulación de nieve en la zona de la meseta y permite el aterrizaje de aviones con ruedas.

La base lleva el nombre del vicecomodoro Gustavo Argentino Marambio, pionero de la aviación argentina sobre el sector antártico, y es una de las 13 que posee la Argentina en el territorio antártico donde mantuvo única presencia fija por alrededor de 40 años.

Base Marambio.

Desde marzo, la base cuenta con un parque de energía solar conformado por paneles que está previsto que desde diciembre aporte el 10 por ciento de la energía que se consume en verano, período en el que residen 170 personas, mientras que en invierno lo hacen unas 80.

Además, con este aprovechamiento de la energía solar se proporciona estabilidad de tensión al laboratorio, donde funcionan equipos de alta sensibilidad.

BASE MARAMBIO, ANTARTIDA, LA BASE ANTÁRTICA MARAMBIO CONMEMORÓ HOY SU 45° ANIVERSARIO BRINDANDO APOYO A LAS DIVERSAS ACTIVIDADES CIENTIFICAS, EN EL MARCO DE LA PRESENCIA DE LA ARGENTINA EN EL CONTINENTE BLANCO. FOTO:DYN/FAA. antartida 45 aniversario de la Base marambio presencia argentina en continente blanco

La creciente actividad que la Argentina desarrollaba desde 1940 en el sector antártico llevó a la necesidad de contar con una pista de aviación operable durante todo el año para aparatos con ruedas.

Luego de varios estudios del terreno, el 30 de agosto de 1969, un grupo de la Fuerza Aérea integrado por 21 hombres denominado Patrulla Soberanía, ocupó la zona con pequeñas carpas en medio de un clima hostil y con elementos básicos.

DYN01, ANTARTIDA ARGENTINA, 16/07/2015, LA FUERZA AÉREA ARGENTINA REALIZÓ CON ÉXITO EL OPERATIVO DE PRUEBA DE LA NUEVA PISTA AÉREA DE LA BASE ANTÁRTICA MARAMBIO. FOTO:DYN/FUERZA AEREA. antartida argentina prueban la nueva pista de aterrizaje de la base marambio despegue avion fuerza aerea

Con pico y pala, construyeron unos 800 metros de pista que fueron señalizados con pintura y largas hileras de piedras, tarea casi épica que les demandó unos 3 meses y que resultó vital para disminuir el aislamiento ya que hasta ese momento solo se podía llegar por vía marítima.

Gustavo Argentino Marambio.

El 29 de octubre de ese año, un avión turbo hélice Fokker F-27 Friendship, matrícula TC-77 de la Fuerza Aérea, procedente de Río Gallegos con autoridades militares y civiles, se transformó en la primera aeronave de otro continente en posarse en la Antártida utilizando un tren de aterrizaje convencional.




Comentarios