Así lo confirmaron este jueves las fuentes judiciales.


El único acusado del femicidio de su ex pareja cometido el pasado domingo en la ciudad de Ushuaia seguirá detenido luego de negarse a declarar en la causa y hasta tanto se resuelva su situación procesal, informaron hoy fuentes judiciales.

Carlos Gustavo López (36) está imputado de apuñalar a Estela Noemí Suárez (51) durante una pelea en la puerta del domicilio donde se encontraban junto a otros familiares.

Estela y Carlos.

López se negó ayer a brindar su versión de los hechos ante el juez de instrucción 3 de la capital fueguina, Federico Vidal, a cargo de la causa, y aguardará el resultado de medidas probatorias ordenadas por la justicia, entre ellas una pericia psiquiátrica, antes de ensayar alguna justificación sobre lo ocurrido.

El hombre oriundo de la provincia de Corrientes enfrenta un cuadro probatorio que lo compromete: testigos lo vieron discutir con la mujer momentos antes de que ambos salieran al exterior de la vivienda ubicada sobre la calle Marcos Zar al 400, donde la víctima recibió varias puñaladas en el tórax, rostro y cuello y falleció minutos después mientras la atendían en el Hospital Regional Ushuaia.

Además, el acusado fue detenido a pocas cuadras del lugar, cuando todavía tenía entre sus pertenencias el cuchillo supuestamente utilizado para el ataque, y múltiples manchas de sangre en la ropa.

Estela Suarez fue apuñalada con un cuchillo, en el sector del cuello, rostro y tórax, heridas que horas después derivaron en su muerte.

La presunta ingesta excesiva de alcohol, que podría haber servido como elemento atenuante tampoco fue verificada, ya que la prueba de alcoholemia arrojó que “no había bebido una cantidad como para no comprender sus actos”, explicaron voceros judiciales.

Hasta el momento se sabe que López y Suárez estuvieron juntos dentro de la casa de la hermana de la víctima y donde también estaba la pareja de la hermana.

Al parecer hubo una discusión que empezó en el interior de la vivienda y continuó afuera, donde se produjo el ataque.

López no posee ningún antecedente judicial y tampoco registra denuncias anteriores por violencia de género.

El fiscal Nicolás Arias lo acusó formalmente del delito de “homicidio agravado” por “haber sido cometido contra quien fuera su pareja y mediando violencia de género”.

Si prospera esa figura delictiva, el hombre podría enfrentar la pena de prisión perpetua.




Comentarios