Saldaña cumplió en el Servicio Penitenciario Provincial la mitad de la condena establecida hasta que estuvo en condiciones de ser expulsado del país, circunstancia por la que optó.


El hombre fue condenado a 12 años de prisión por abusos sexuales reiterados a una menor y en agosto pasado cumplió su condena, pudiendo optar por la deportación del país, que se hizo efectiva desde el aeropuerto internacional de Ezeiza.

Mario Saldaña es un boliviano que residía en Ushuaia donde el Tribunal de Juicio del Distrito Judicial Sur lo condenó a la pena de 12 años de prisión por los abusos reiterados a una menor de 14 años.

Aeropuerto de Ezeiza la PSA expulsando a Mario Saldaña

Saldaña cumplió en el Servicio Penitenciario Provincial la mitad de la condena establecida hasta que estuvo en condiciones de ser expulsado del país, circunstancia por la que optó, y Migraciones inició el trámite de deportación.

Ante ello la delegación de Migraciones Tierra del Fuego inició el sumario que terminó el martes en el traslado de Saldaña a Buenos Aires, donde con custodia de dos penitenciarios, se le realizó el trámite de salvoconducto para retornar a su país, reteniéndose su DNI argentino.

Tras esto estuvo alojado en una alcaidía porteña hasta que finalmente fue entregado en el aeropuerto de Ezeiza a la PSA, que ejecutó la orden de expulsión depositándolo en el vuelo de Aerolíneas Argentinas AR-2368, que partió a las 23:15 horas de retorno a su país con prohibición de reingreso a la Argentina.




Comentarios