La Fiscalía ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tierra del Fuego pidió hoy que tres ciudadanos extranjeros sean condenados a penas de entre 3 años y 4 años y 4 meses de prisión, acusados de haber intentado traficar dos kilos de cocaína en mayo de 2018, informaron fuentes judiciales.


La solicitud de pena se acordó entre las partes en el marco del procedimiento conocido como juicio abreviado, pero ahora la condena debe ser convalidada por el tribunal.

La fiscal María Hermida dio a conocer en la audiencia pública celebrada para dar a conocer el acuerdo, un pedido de pena de cuatro años y cuatro meses de prisión de cumplimiento efectivo, más accesorias legales y 50 unidades fijas de multa, para el ciudadano dominicano Yovani Galvez (52), y de cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo más accesorias legales y multa de 45 unidades fijas, para la ciudadana uruguaya María Virginia Albino (52).

Por su parte, para la dominicana Dileymi Aquino Martínez (29) requirió una condena de tres años de prisión en suspenso más una multa de 30 unidades fijas.

Galvez y Albino fueron considerados por la fiscalía como coautores penalmente responsables del delito de transporte de estupefacientes, en tanto que a Aquino Martínez se la definió como partícipe secundaria del mismo ilícito.

Las dos mujeres fueron detenidas durante el operativo antidroga realizado el 8 de mayo de 2018, mientras que el hombre fue interceptado semanas más tarde en la provincia de Mendoza, cuando intentaba huir hacia Chile.

Las autoridades determinaron que la droga había ingresado a la provincia a través del Aeropuerto Malvinas Argentinas, de la ciudad de Ushuaia, aunque en lugar de realizar el procedimiento en ese lugar prefirieron realizar el seguimiento de los sospechosos para lograr apresar la cadena de comercialización completa.

Por eso, siguieron a la sospechosa Albino hasta un domicilio de Río Grande (en la calle Esquiú 21) donde finalmente detuvieron a quien se había desempeñado como mula y a Aquino Martínez que se encontraba en el lugar y era la pareja de Galvez.

La investigación probó que el hombre era el cabecilla de la organización narco, mientras que el rol menos preponderante lo cumplía su pareja dominicana.

Además de las condenas, el requerimiento fiscal comprende el pedido de decomiso de unos 391 mil pesos secuestrado en el marco de la causa penal, informaron fuentes judiciales vinculadas al caso.





Comentarios