No fue fácil para los clubes de nuestra provincia volver al ruedo después de un año sin actividad.

La Liga Tucumana de Fútbol fue diagramando de a poco el retorno de las competencias y finalmente pudo comenzar el Torneo de Transición.

En la Zona Ascenso, que otorgaba dos plazas para jugar en primera, participaron por primera vez varios equipos, entre ellos Argentinos del Norte, que presentó ADN “Blanco” y “Azul”, este último fue el que logró el gran objetivo, hizo un gran certamen y se quedó con uno de los pasajes a la Primera; Monteros Vóley también ascendió.

En la final venció a San Jorge B por 5 a 0, en cancha de Unión Aconquija.

Las artilleras fueron María del Milagro Acosta (3), Sofía Almeira y Jimena Valdéz.

“Es una alegría inmensa la que estamos viviendo y por partida doble por armar un grupo nuevo para competir en fútbol femenino por primera vez”, destacó el Director Técnico, Juan Diego Prieto, que se mostró muy emocionado y agregó que “ganar algo con Argentinos es único. Yo soy hincha del club”.

Argentinos del Norte Azul ascendió a la Primera del fútbol femenino tucumano.Foto: gentileza ADN.

Las “Sagradas” ahora tienen en mente el Torneo Apertura, el cual será más competitivo.

“Estamos pensando en lo que viene, formamos un gran grupo. El objetivo principal es estar entre los primeros cuatro puestos. Como club la idea es que las chicas aprendan a jugar al fútbol, vayan creciendo y que si les toca irse del club se vayan siendo mejores”, expresó.

Sofía Almeira, una de las goleadoras del equipo también celebró el presente y nos contó su gran sueño. “Estoy muy feliz, es algo que desde el primer día que empezamos a entrenar con este grupo aspiramos y se nos dio la oportunidad de ascender. Hubo mucho sacrificio, no tan solo de mi parte, también de todo el equipo. Por mérito propio busco mejorar cada día”, dijo la enganche de 16 años.

Sofía, que llegó a Argentinos hace un año, tiene las mejores expectativas para el Apertura.

“Tenemos un buen equipo para competir. El entrenador nos dice que controlemos la ansiedad, que juguemos tranquilas, en equipo y hagamos lo que sabemos hacer”, manifestó.

Los objetivos como grupo siempre están primero pero al mismo tiempo se va armando una idea de las metas personales que se quieren llevar a cabo, y el caso de Sofi no es una excepción.

“Quiero lograr todo lo que me propongo día a día, llegar a jugar profesionalmente sería un sueño cumplido”, anheló.