La sesión de la Honorable Legislatura de Tucumán que comenzó desde las 8.30 de este jueves trajo importantes novedades y acentuó aun más el enfrentamiento político entre el gobernador Juan Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo.

El bloque Lealtad Peronista, que responde a Manzur, no se hizo presente en el recinto, lo cual abrió la oportunidad a los legisladores nucleados en el espacio Justicialista de Todos, que son cercanos al vicegobernador, para desplazar a Gerónimo Vargas Aignasse de la vicepresidencia primera de la Legislatura.

Durante la mañana, en una entrevista televisiva, en Los Primeros, Vargas Aignasse había manifestado que “claramente acá hay una decisión de poner a la Legislatura en contra del gobierno, avanzando contra ministros y otras cosas, buscando desgastar y erosionar la gobernabilidad de Juan Manzur”.

El lugar de Vargas Aignasse será ocupado por Antonio Ruiz Olivares, cercano a Jaldo y dirigente político de Monteros. La iniciativa impulsada por el sector afín al presidente de la Legislatura fue propuesta por el legislador Roque Tobías Álvarez. A partir de esta modificación, la mesa directiva de la Legislatura se quedó sin representantes del manzurismo: Regino Amado, mano derecha del vicegobernador, como presidente subrogante, Ruíz Olivares y, la representante de Fuerza Republicana, Sandra Orquera, quedaron como autoridades de la Cámara.