El lunes San Martín de Tucumán alcanzó la cima de la zona A de la Primera Nacional, luego de derrotar a Agropecuario en un partido durísimo. Por la diferencia de gol, el Santo con sus 56 unidades estaría accediendo a la final por el primer ascenso ante Barracas Central, el líder de la otra zona.

El entrenador del elenco tucumano, Pablo De Muner habló sobre el presente del equipo y la importancia de los juegos que faltan.

Estamos muy contentos porque fue un partido muy duro como imaginábamos, este grupo de jugadores demostró el convencimiento y la ambición y no es casualidad que estemos en la posición en que estamos”, dijo el entrenador en una entrevista radial con LV12.

“Agropecuario es un equipo muy similar al nuestro, con un entrenador que está hace dos años. Vino a plantear un partido de igual a igual, como ningún otro. El primer tiempo nos tuvieron mucho la pelota y el segundo tiempo fuimos mas superiores nosotros. El triunfo fue justo”, detalló De Muner. Y luego agregó que, “jugar finales es hermoso, nosotros queríamos llegar con posibilidades realmente estábamos muy lejano, parecía imposible, pero el grupo entendió de aprender el día a día juntos y a partir de ahí, tener una idea y trabajar en base de eso. El grupo de trabajo lo entendió y llegar a esta fecha con posibilidades hay que valorarlo, cuidarlo y esperemos poder mejorarlo”.

San Martín se medirá el próximo sábado desde las 17.40 con Quilmes en Buenos Aires, conjunto que se encuentra a un punto del Santo. Al respecto De muner analizó que: Quilmes va a salir a buscar el partido en su cancha, nosotros vamos a plantear lo que venimos haciendo desde que llegamos y no tenemos porque cambiar. La diferencia de gol es bastante anunciada y parece que estamos ya dentro del reducido. Pero todavía quedan algunos pasos por delante y son los más importantes”.