Hace unos días Monteros Vóley Club obtuvo una de las plazas para jugar en Primera División, con un equipo que se formó con jugadoras de varias localidades para competir en el Torneo de Ascenso de Fútbol Femenino que organiza la Liga Tucumana.

“Las Naranjas” terminaron invictas y con una artillera que se llevó muy bien con las redes y marcó 9 goles. Desde los 7 años que Anita Rodríguez juega al fútbol. Lo lleva en la sangre y lo vive desde niña.

Las chicas de MVC me pusieron de apodo “Pulga”, comentó la hija de Walter y sobrina de Luis Miguel.

Antes no jugué en otros clubes porque quizás tenía miedo a fracasar. Después, jugando para la Liga de Monteros para un equipo de Los Costilla, Silvana (Lazarte) me eligió para ir a hacer la prueba y así llegué a Monteros Vóley. Del fútbol me gusta lo alegre que vuelve a las personas, no solo a las/os que lo juegan sino a todos/as”, expresó la delantera de 18 años, que también alterna de enganche.

El equipo de fútbol femenino de Monteros Vóley ascendió a Primera en la LTF en su primera participación.Prensa Monteros Vóley.

Ahora se viene otra etapa para las gladiadoras de MVC en la Zona Campeonato, donde demostrarán por qué lograron el ascenso.

“Tenemos que entrenar mucho, nos va a ir bien si Dios quiere. Hay un gran equipo. El cuerpo técnico siempre nos aconseja que tenemos que cuidarnos y que seamos un equipo unido”, resaltó.

Para Anita no es una presión tener a su papá, tíos y hermanos que jueguen al fútbol o hayan estado vinculados al deporte.

Al contrario de eso, ella lleva con mucho orgullo el apellido y hace honor a ese talento heredado cuando tiene el balón en sus pies. La frase “viene de familia”, en este caso, es muy acertada.

Creo que es como la marca registrada de la familia de mi papá. Estoy muy feliz por este presente y nunca creí llegar a tanto. Me gustaría dedicarme a esto. Mi gran sueño es ser futbolista profesional”, cerró “La Pulga”, como le dicen sus compañeras.

Sin dudas, más allá del apellido, Anita está segura de lo que quiere y aguardaremos expectantes por ver esos goles que la lleven a cumplir todas sus metas.