Este miércoles, el gobernador, Juan Manzur, en compañía del vicegobernador, Osvaldo Jaldo, visitó Alderetes, donde inauguraron la sede de la Subsecretaría de Cultura y Educación del Municipio, y a la vez, recorrieron la Biblioteca Profesor Humberto Omar Pacheco que tiene sede en el Concejo Deliberante local, cuyo edificio fue remodelado y revalorizado.

Asimismo, posee una sala de lectura e incorporó un área digital con computadoras de uso público. Posteriormente, recorrieron obras de adoquinando en 200 metros de la calle Marcelino Cesareo del Barrio CGT y mejoras en la iluminación de la ciudad. Estuvieron presentes en la visita, el vicepresidente primero de la Legislatura, Gerónimo Vargas Aignasse y el intendente Aldo Salomón.

Primeramente, Manzur expresó: “Vimos cómo avanza Alderetes con obras de infraestructura: pavimento articulado, iluminación led e incorporación de maquinaria. Hablamos de los proyectos para el 2021 como la construcción de cloacas y de un hospital”. A su vez, destacó la inversión en cultura y educación: “La biblioteca es un espacio de la cultura que lleva el nombre de Humberto Pacheco, hombre que aportó mucho a su pueblo”.

Por su parte, Jaldo señaló: “Vimos un Alderetes que cambió para bien con obras de infraestructura de alumbrado público, mejoras en sus accesos, equipamiento nuevo y pavimento. Siempre consciente de que el Estado debe estar presente. El gobernador es quien nos vincula con la Nación para que las obras lleguen al interior tucumano”.

Además, destacó las obras en la Biblioteca, “porque el intendente tomó la educación como una política de Estado para los jóvenes de la ciudad”. En tanto, Salomón sostuvo: “Hicimos la reconstrucción total de este edificio, con equipamiento técnico educativo para alumnos primarios, secundarios y universitarios. El Municipio dispuso la fibra óptica necesaria para prestar un servicio virtual muy importante durante la pandemia”.

Por otra parte, destacó el valor de las obras de adoquinado de calles en dos cuadras del Barrio CGT como las obras de iluminación en los barrios CGT, Rincón del Este y Progreso, beneficiando a 700 familias. Vargas Aignasse remarcó que la mejora “en la transitabilidad de los caminos en un barrio de Alderetes”, y la renovación de “de una biblioteca que será muy importante para los jóvenes de la ciudad”.

Por último, María del Valle Palacios, esposa de Humberto Pacheco, declaró: “Agradecemos este gesto que permitirá mantener el nombre de mi marido vivo. El hizo todo sin fines de lucro porque quería mejorar su pueblo”, y finalizó que “hoy se recuerda en la ciudad el legado literario que dejó Pacheco, su libro “Alderetes, historia de un pueblo convertido en ciudad”.