Una mujer se presentó voluntariamente en la Unidad Especial para entregar a su hijo adolescente identificado como presunto autor material del hecho.


Este lunes, un anciano de 78 años identificado como Antonio Moreta, fue hallado sin vida y maniatado en su hogar. Un día más tarde, un adolescente fue detenido por la Policía después de que su madre lo entregara al sospechar que estuvo involucrado en el crimen.

Los vecinos fueron quienes advirtieron que algo raro ocurría en la casa ubicada en calle Mendoza al 3.100, ya que percibían un olor nauseabundo. Al presentarse en el lugar, personal del Sistema de Emergencias 911 ingresó a la propiedad y encontró al anciano, que vivía solo, sin vida en el piso de su habitación, atado de pies y manos.

A su vez, tras las primeras investigaciones se pudo determinar que llevaba al menos 48 horas muerto en el lugar. En tanto, desde la División Homicidios de la Policía, descubrieron que la puerta del fondo de la vivienda había sido abierta por la fuerza, mientras que la entrada principal estaba asegurada con candado y cadenas.

Por este motivo, se desarrolló una investigación para determinar la identidad de al menos tres sospechosos. Lo insólito ocurrió este martes por la tarde, cuando una mujer se presentó de forma voluntaria en la Unidad Especial para entregar a su hijo adolescente, quien estaría identificado como presunto autor material del hecho, informó el Jefe de Policía, Manuel Bernachi.

El Juzgado de Menores de la II Nominación dispuso que se le realicen todos los exámenes y que sea alojado en el Dispositivo Juvenil Belgrano.





Comentarios