El Ministerio de Salud Pública lanzó una serie de cuidados para evitar casos de gravedad, fundamentalmente en bebés.


La bronquiolitis se trata de una enfermedad respiratoria bastante común en épocas de frío. Por eso, desde el Ministerio de Salud Pública, lanzaron una serie de recomendaciones acerca de esta enfermedad, sus cuidados y la prevención. Cabe mencionar que esta infección se expresa en una inflamación aguda de las vías inferiores (bronquiolos) y afecta principalmente a niños menores de dos años.

Asimismo, puede transmitirse de una persona a otra por contagio directo con las manos contaminadas, con secreciones nasales o a través de gotitas aerotransportadas generadas al toser o estornudar por quienes presentan la enfermedad.

Por su parte, el subdirector del hospital Avellaneda, Miguel Ferre Contreras, remarcó que “es importante lavarse las manos a conciencia después de ir al baño o preparar la leche; y en cada ocasión que uno toque algo, por ejemplo dinero”.

“En estos momentos estamos atravesando un aumento de casos de bronquiolitis. Esta es una enfermedad que no tiene un tratamiento curativo, tiene sus días de progresión y evolución que son irregulares, independientemente de las medidas terapéuticas y de los cuidados que tenga la familia, por lo que es necesario conocer cómo evoluciona esta patología”, indicó Ferre Contreras.

Los días de cambio de clima, lluvia, calor, refresco, hace que las habitaciones estén cerradas al igual que las puertas para evitar la entrada del agua, y eso impide la renovación del aire. Es necesario tratar de mantener ventilado el ambiente.

En este sentido, el subdirector del nosocomio explicó que: “El principal agente asociado a esta condición clínica es el virus respiratorio sincitial, una infección del tracto respiratorio inferior que se caracteriza por la inflamación aguda y edema. Además se relaciona con la producción de moco y broncoespasmo, que afecta el flujo y la permeabilidad de las vías aéreas pequeñas, provocando la hiperinflación, atelectasias, sibilancias y retracciones”.

Medidas de prevención:

  • Mantener la lactancia materna
  • No exponer a los niños al humo de cigarrillos
  • Lavar a los niños las manos con agua y jabón frecuentemente
  • Mantener alejados a bebés de personas con tos o resfrío
  • Si un miembro de la familia tiene infección en vías respiratorias, debe lavarse las manos con frecuencia especialmente antes de manipular al niño.





Comentarios