El arquero del Santo se refirió a lo que viene para el equipo en la lucha por permanecer en primera.


Se viven momentos de definición en la Ciudadela. Quedan tres fechas en las que San Martín se juega su permanencia en la primera división del fútbol argentino. Viene de una importante victoria frente a Huracán, que fue fundamental desde lo anímico para afrontar lo que sigue.

El próximo domingo recibirá en su estadio a Boca Junior desde las 20 en un partido donde el conjunto dirigido por Ricardo Caruso Lombardi debe de buscar asegurar los tres puntos en casa.

“Las expectativas son las de todo el grupo. Queremos hacernos fuerte de local para llegar a la meta con el objetivo cumplido”, afirmó el arquero. “Es difícil la situación. Todos los días pensamos la forma de mejorar. Por suerte ante Huracán pudimos ganar. Ahora vamos por todo para poder dejarlo a San Martín en primera”, añadió.

Con relación al partido del domingo se mostró optimista, aunque es consciente de la importancia del rival. “Trabajamos pelota parada, hicimos fútbol, recuperamos a compañeros que estaban lesionados. Pasamos toda la semana pensando en entregar lo máximo el domingo. Sabemos que no va a ser fácil, pero estamos bien y vamos a darlo todo”, concluyó.






Comentarios