Las declaraciones se cruzan en un conflicto que sigue sin solución. 


Se cumple el segundo día de paro de colectivos en Tucumán, donde la falta de servicio afecta a más de 300.000 usuarios en todo el territorio provincial.

El conflicto por ahora no tiene una solución en un futuro cercano y el cruce en las declaraciones y el deslinde de responsabilidades va de una lado a otro.

Por el lado de los empresarios, afirman que es necesaria la urgente suba de la tarifa del servicio ya que consideran imposible hacer frente a los costos de la actividad si no se incrementa el precio del boleto.

Armando Cortalezzi, presidente del cuerpo legislativo, sostuvo en rueda de prensa que están ante un problema delicado que perjudica a la sociedad y recomendó al intendente que si los empresarios no están haciendo bien las cosas, les quiten las concesiones; que tome las medidas para que funcionen (los ómnibus), “porque esta es una responsabilidad exclusiva del intendente”.

Por su parte, Germán Alfaro calificó a la medida como un intento de extorsión y advirtió que el Municipio dará por extinguidas las concesiones de aquellas empresas que no brinden servicios por más de 48 horas, plazo que se cumplirá esta medianoche. En ese sentido, el subsecretario de Comunicación de la Municipalidad, Juan Pablo Durán, aseguró que Alfaro hará cumplir la ordenanza 400. “Ha instruido al fiscal municipal Hernán Colombres para que reúna la documentación de las líneas que prestan servicio en la ciudad para hacer cumplir la norma si el paro excede las 48 horas”, aseveró.

Desde AETAT, Jorge Berreta, consideró como desafortunadas las declaraciones del intendente capitalino y agregó que están en diálogo con abogados. “El paro no lo generamos nosotros, es una circunstancia que se produce porque no atienden los reclamos nuestros ni garantizan la ecuación económica. Hay preocupación e indignación con las declaraciones del intendente”, afirmó.

La postura del gobernador Juan Manzur también generó controversia, ya que sostuvo que la responsabilidad de desactivar el conflicto del transporte en Tucumán corre exclusivamente por cuenta de Germán Alfaro, por lo cual no tardaron en surgir los comentarios en contra de sus apreciaciones, como es el caso de Enrique Romero, subsecretario de Tránsito y Transporte de la capital, que sostuvo en un comunicado que “si Alfaro es quien debe resolver el paro general del transporte de la provincia, que Manzur renuncie a la gobernación”.

Mientras tanto miles de tucumanos se ven afectados por la crisis del transporte.






Comentarios