Los servicios de salud en los principales centros y hospitales estuvieron garantizados para la comunidad.


La directora del Hospital del Niño Jesús, Cristina Alabarse, comentó que, si bien hubo una importante reducción de pacientes, el área de consultorios funcionó con normalidad, al igual que las áreas críticas y el servicio de Emergencia del establecimiento. “No hubo impacto negativo por el paro. Se implementaron los dispositivos necesarios para que todo funcione correctamente”, agregó.

Por su parte, el subdirector del Hospital Ángel C. Padilla, Alejandro Lembo, también señaló la baja en cantidad de pacientes, pero resaltó que los servicios de guardia y emergencia estuvieron garantizados.

La misma situación se repitió en el Centro de Salud, donde su director, Miguel González, detalló que los servicios esenciales están asegurados en las distintas salas, como así también en la guardia.

El paro de colectivos fue decidido el lunes por la UTA (Unión Tranviarios del Automotor de Tucumán), y comenzó a regir desde este martes a las 0 horas, con una modalidad de tiempo indeterminado hasta tanto se cumpla con el pago salarial adeudado a los trabajadores. Sin embargo, desde el Ministerio de Salud Pública garantizaron que la atención será normal en hospitales y centros asistenciales de toda la provincia.






Comentarios