El equipo de La Ciudadela enfrentará este fin de semana a Godoy Cruz.


Luego de la reanudación de la Superliga Argentina de Fútbol, San Martín de Tucumán se encuentra en zona de descenso directo, ya que el empate con Tigre y la derrota sobre el final con Defensa y Justicia sólo le permitieron sumar un punto sobre seis posibles. “Obviamente no tenemos la cantidad de puntos que queríamos. Se nos escapó en los dos partidos por poco. No hay ninguna receta mágica en esto, solo el trabajo, la dedicación y el esfuerzo y seguir apostando a lo bueno que ha mostrado el equipo en estos dos partidos”, comentó Gastón Coyette, entrenador del Santo.

Pese a que la realidad es adversa, el equipo de Coyette depende de sí mismo para mantener la categoría, ya que necesita sumar de a tres en cuatro de los ocho partidos que quedan en el torneo y no depende de ningún resultado extra. El DT de San Martín considera que para alcanzar el objetivo, el equipo debe de achicar el margen de error, estar más concentrados y no descuidarse en pelotas claves.

La primera de las ocho finales que le restan al conjunto de La Ciudadela será el próximo domingo en Mendoza, cuando enfrente a Godoy Cruz. “Imagino un partido difícil como todos los de la Superliga, ellos también vienen golpeados y necesitados de puntos”, concluyó el director técnico, haciendo alusión al choque frente al Tomba, que viene de caer 2 a 0 frente a Boca.






Comentarios