Lo más afectado es el departamento de Burruyacú, con 150 milimetros de agua acumulados, indicó Defensa Civil.


Más de 400 personas fueron asistidas por el Estado provincial tras lluvias y vientos que se registraron durante los últimos dos días y que provocaron mayores daños en el este de Tucumán.

Árboles caídos, voladuras de techos, postes de tendido eléctrico quebrados y casas inundadas fue el impacto de las tormentas en lo que va del 2019″, señaló Ramón Imbert, secretario de Defensa Civil de Tucumán.

400 personas asistidas por las tormentas (Web)

El departamento de Burruyacú, ubicado al noreste de la provincia, fue la zona más afectada por las lluvias con 150 milimetros acumulados”, sostuvo Imbert y agregó que “fue superior al promedio normal para los comienzos de verano en Tucumán”.

Respecto a la cantidad de personas que fueron asistidas, el funcionario afirmó que “alrededor de 400 vecinos, con mayores o menores pérdidas, de diferentes localidades del este recibieron ayuda de comunas y municipios en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social”.

“El gran caudal de agua del Río Tajamar colapsó el kilómetro 863 de la ruta nacional 34, que presionó sobre la alcantarilla, acabó con el puente, que pertenece a Santiago del Estero, a causa de ello se cortó el camino, dejando a 80 vecinos de la localidad tucumana de Garmendia aislados“, explicó el funcionario.

En tanto, “Vialidad Nacional envió un comunicado oficial donde informó que están colocando un puente provisorio y ya hay gente que trabaja en el lugar”, informó Imbert.

El Servicio Meteorológico Nacional anunció la probabilidad de chaparrones y tormentas aisladas durante la noche de hoy, el sábado y el domingo.






Comentarios