La tecnología permite un monitoreo de las personas y evita que deba destinarse personal policial.


Con la presencia del ministro de Seguridad, Claudio Maley, y autoridades judiciales, se realizó la primera puesta y monitoreo del dispositivo electrónico de seguridad para casos de violencia de género.

Estamos utilizando un sistema, garantizando a la víctima un bienestar y quitando la posibilidad de un riesgo de su vida. Es un dispositivo que a la justicia le será muy útil como herramienta y al Ministerio de Seguridad también porque estamos optimizando los recursos humanos. Están probados y se los va a monitorear desde el Sistema de emergencia 911 y a la vez desde Buenos Aires, es decir, tendrá un doble control”, expuso el ministro de Seguridad.

Tiene como objetivo controlar y monitorear la localización de las personas afectadas y denunciadas por medidas de prohibición de acercamiento y violencia de género.

El abogado subrogante de la Fiscalía especializada en Violencia Familiar y de Género número II, Diego Lopezs Ávila sostuvo que “es el primer dispositivo que se aplica en la provincia. Esto nos permite de que la persona tenga un ámbito de movilidad y no tenga que estar custodiado por personal policial”.

Asimismo, la coordinadora del Centro de Atención y Orientación en Violencia Familiar, dependiente del Ministerio de Seguridad, Patricia Santucho, dijo que “es una nueva tecnología que se está aplicando como una herramienta de prevención ante los casos de violencia en la pareja. Esto no es solo la manera de proteger a las mujeres sino también para que los hombres den cuenta de que con la situación de violencia no solo agreden a sus parejas sino también a sus hijos . Es la primera colocación y tenemos un cupo para seguir trabajando”, cerró Santucho.






Comentarios