"No vamos a permitir que haya más atropellos", afirmó Juan Arismendi, dirigente de SEOC.


El comercio busca cerrar de la mejor manera el año y sabe que las fiestas son muy importantes para ello, por eso los comerciantes con apoyo de la Federación Económica de Tucumán buscaba abrir el domingo 23, algo que fue rechazado de plano por el Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio.

Juan Arismedi dirigente de SEOC, fue claro al respecto. “Nosotros ya tomamos nuestra postura. Ya no le creemos el pago de horas extras. No vamos a permitir que haya más atropellos y tampoco le vamos a dar la posibilidad de que puedan abrir”, expresó.

El gremialista manifestó que la desconfianza hacia los comerciantes parte desde el último feriado trabajado, que fue el 8 de diciembre, en el que el 98% de las empresas no pagaron lo acordado.

Para manifestar, advirtió que el 23 saldrán a controlar que los comercios no abran sus puertas y que lo mismo harán el lunes 24 , controlando que la jornada laboral solo sea de 9 a 13, indicó a LV12.






Comentarios