En la actualidad más del 50 por ciento de la producción es exportada a Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea. 


Hace unos meses, la provincia se preparó para exportar arándanos a China. Sin embargo, el ministro de Desarrollo Productivo de Tucumán, Luis Fernández, informó que “a causa de las últimas lluvias, la provincia no podrá exportar este año la fruta a China”. Sin embargo, el martes salió desde Ezeiza el primer cargamento de arándanos, de origen entrerriano, con destino al país asiático.

El funcionario dijo: “Por las últimas lluvias, los arándanos tucumanos no tiene la calidad suficiente para un primer envío al país del sudoeste asiático”. Y agregó: “Es importante la prudencia de los productores en no acceder por primera vez a un mercado con un fruto que no tenga las cualidades que debe tener“.

A su vez, el ministro dijo que “el martes, Argentina inició la exportación de la fruta con una primera remesa de 720 kg procedentes de la ciudad entrerriana de Coronda y, para el próximo año, se espera que los productores tucumanos ya puedan enviar fruta de calidad a ese mercado“.

“Esperamos que el arándano exportando tenga toda la calidad requerida y deje bien posicionado el producto para que dentro de un año nos toque a nosotros”, comentó.

En la actualidad, más del 50 por ciento de la producción de arándanos es exportada a los mercados de Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea. Recientemente se incorporó China, tras la confirmación oficial del Gobierno y la Cancillería del país asiático de la apertura formal de su mercado a este fruto.

Según la Asociación de productores de arándanos de Tucumán (Aparatuc), la superficie destinada al cultivo de berries en la provincia se ubica en torno a las 1.500 hectáreas, con 1.026 hectáreas de arándanos (de acuerdo con un censo realizado en 2014), seguido por la frutilla (300 hectáreas) y una escasa superficie con zarzamora y frambuesa.






Comentarios