"La pérdida en el sector es muy alta", manifestó David Acosta, titular de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina.


La crisis económica por la que está atravesando el país afecta a todos, pero uno de los sectores más golpeados viene siendo el de la construcción y en la provincia ya se perdieron más de 5.000 puestos de trabajo en lo que va del año, debido a la paralización o suspensión de obras.

David Acosta, titular de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina, se refirió a la situación por la que está  atravesando. “Nuestro sector es uno de los más afectados por los recortes de obras públicas que se están haciendo a nivel nacional y las muy pocas obras que se estaban ejecutando, como la la ruta 38, traza vieja, se paralizó hace dos meses y tuvimos la pérdida de 200 trabajadores”, afirmó.

“Estamos hablando entre 4 mil o 5 mil puestos de trabajo que se han perdido en el transcuro de este año en la provincia”, graficó la cruda realidad por la que pasa la construcción.

En referencia al bono de fin de año que acordó la Confederación General del Trabajo (CGT) con el gobierno nacional, expresó: “La realidad sobre el bono es que nosotros estamos acompañando al compañero Gerardo (Martínez) en su gestión porque en realidad lo que está gestionando son fuentes de trabajo porque la pérdida en el sector es muy alta”.

Por último, habló sobre las paritarias y los incrementos que tuvieron. “Nosotros tuvimos un incremento del 10% en tres tramos: un 4% el 1º de setiembre, un 3% desde el 1º de noviembre y un 3% el 1º de enero, eso es lo último que hemos cerrado”, finalizó en declaraciones a LV12






Comentarios