"Es necesario que la intendencia comprenda que el Concejo es un órgano libre y de la democracia", afirmó el edil.


La relación entre el intendente Germán Alfaro (Cambiemos) y el Concejo Deliberante capitalino, que está comandado por Armando Cortalezzi (PJ) nunca fue bueno en casi sus tres años de gestión. A eso y a otras internas se refirió el edil José María Franco. 

“Desde que se cambio la mesa de conducción (ahora es presidida por Armando Cortalezzi), se cortaron las relaciones. Desde el ejecutivo municipal no hay una apertura. Es necesario que la intendencia comprenda que el Concejo es un órgano libre y de la democracia”, sostuvo.

Franco también reconoció que hay falencias que el municipio todavía no pudo corregir y dio dos razones. “Nosotros por tener un departamento Ejecutivo que no nos escucha como representantes y desde la otra parte porque el intendente tiene muchas falencias en su gestión”, explicó.

Por último, profundizó su crítica a Germán Alfaro. “La verdad parte de lo que es ésta gestión es elegir funcionarios que se animan a mentirle a la gente. En su afán porque el Concejo no funcione el intendente nos vetó parcialmente. Entendemos que los concejales de Cambiemos se sienten ahogados o retenidos por el señor intendente en todas sus decisiones. Es algo que se viene viviendo ya casi tres años”, cerró en diálogo con LV12.






Comentarios