"Recibimos respuestas abstractas y nada concreto", expresó Luciano Villegas, que pidió la renuncia del Secretario de Seguridad de Yerba Buena.


La sesión especial del Concejo Deliberante de Yerba Buena por el tema seguridad en la ciudad, respecto al crimen de Valentín Villegas, no dejó conforme a los familiares del adolescente asesinado, que estuvieron en el recinto y expresaron su malestar.

Luego de escuchar en silencio las exposiciones de los distintos ediles y del propio intendente Mariano Campero, Santiago Villegas, padre de Valentín, expresó: “¿para qué me invitaron acá? Estoy escuchando a gente que habla de cosas que me chupan un hue… ¿Saben lo que es acostarme, cerrar los ojos y ver la cara de mi hijo muerto todas las noches? ¿Saben lo que es eso? Ustedes no entienden nada”.

“Yo sé dónde están los delincuentes, vos sabés dónde están los delincuentes (por Campero), todos los concejales saben dónde están los delincuentes. Y todos los concejales saben dónde se guarda la GUM (Guardia Urbana Municipal) cuando tienen que hacer prevención, y no la hacen”, añadió molesto con los políticos.

En la misma sintonía se mostró Luciano Villegas, tío del adolescente asesinado. “Recibimos en el Concejo respuestas abstractas y nada concreto. Le reclamamos al intendente que ponga un secretario de Seguridad idóneo y que pida la renuncia de Mauricio Argiró (actual titular del área en la Municipalidad). También le dijimos al vicegobernador (Osvaldo Jaldo) en una reunión que no nos interesa la pelea que tiene con la Justicia, sino que manden más policías. Que los 50 policías que incorporaron a Yerba Buena no sean una bomba de humo y después los trasladen a otro lugar”, culminó en diálogo con Los Primeros






Comentarios