El gobernador se convirtió en el mandatario número 18 en hacerlo y explicó lo que significa para la Tucumán.


En una reunión que mantuvo con el ministro del Interior Rogelio Frigerio, Juan Manzur se transformó en el gobernador número 18 que firmar el acuerdo fiscal. El máximo mandatario a nivel provincial explicó que significa para Tucumán haberlo firmado.

“Pesificamos la deuda que había con el Gobierno nacional con el Ciadi, que fue transformada al dólar de junio de $28 pesos y los bonos que tenía la Provincia del Pacto Fiscal fueron entregados como compensación. Entonces, hoy la totalidad de la deuda que tiene Tucumán es solo con Nación, porque no tiene ninguna otra deuda con ningún organismo financiero internacional ni banco. Entonces, son $4.000 millones, que se pagarán con una tasa al 6% anual en pesos”, explicó.

“Hoy esta deuda desaparece y Tucumán tiene todos los años $600 millones más, además de una provincia desendeudada, sin déficit fiscal ni deuda externa en dólares, con una tasa al 6% que se irá licuando con el paso del tiempo”, añadió el gopbernador.

Respecto al gesto político que interpretaron muchas personas tras su firma, manifestó: “El acuerdo no compromete en nada a la Provincia ni asume ningún aval al Presupuesto 2019. Es un esfuerzo para que Tucumán siga funcionando, para que en los hospitales haya remedios, se sigan haciendo operaciones y haciendo trasplante de órganos; los camiones de Vialidad funcionen y podamos comprar máquinas y equipamiento. Esto es darnos vuelta con la plata de los tucumanos”, sostuvo.

Por último, Manzur reafirmó el compromiso con los trabajadores de pagar lo pactado. “La provincia va a cumplir con todas sus obligaciones: vamos a pagar los sueldos en tiempo y forma, vamos a cumplir con la clausula gatillo; los trabajadores tucumanos no van a perder un solo centavo contra la inflación”, cerró.






Comentarios