El hombre que fue filmado, compartido en las redes sociales y generó indignación.


El domingo, un vecino fue filmado cuando arrojaba basura en la plaza Alberdi. Este lunes, el señor difundió una carta en los medios locales en la que pide disculpas y explicó el contexto en que fueron tomadas esas imágenes. 

El infractor pidió disculpas a la ciudadanía por el daño y deberá pagar una multa impuesta por la Municipalidad de San Miguel de Tucumán. 

En el comienzo de la carta dice: “Estimado vecino, en primer término me dirijo a usted a fin de elevarle mis sinceras disculpas por el hecho que de público conocimiento diera lugar en el día de ayer en plaza Alberdi, exactamente en José Colombres y Corrientes”.

Luego agrega: “Antes que nada entiendo que de la simple publicación subida a la red social Facebook, el lector, alimentado por el morbo y el profundo sentimiento de revanchismo que se encuentra instalado en nuestra sociedad”.

Además, explica el motivo de por qué tiró la basura ahí: “Al preguntar a un empleado municipal que estaba en la plaza sobre el sitio donde podía disponer de mi carga, consistente en cajas de cartón que acumulo por mi actividad comercial, me indica que donde estaba esa acumulación de residuos las podía dejar ya que en media hora pasaba una camión de la municipalidad”.

“Esto puede ser corroborado ya sea a través de dicho empleado o con las cámaras de seguridad del lugar”, agregó. 

Con respecto a la persona que lo filmó y viralizó dijo: “Si era su objetivo que yo tenga una ejemplificadora sanción, la municipalidad tiene los teléfonos disponibles para realizar el reclamo correspondiente. La violencia emocional ejercida durante todo el día por innumerables personas, por arriba del container de dinero de Báez o la derruida situación económica reinante fue el suficiente justificativo de esta nota”.

Soy consciente que cada uno aporta desde su lugar a mejorar nuestro medio pero en vista de las circunstancias referidas haré el descargo correspondiente ante las autoridades municipales como corresponde. Ni en los tiempos de la aplicación de la ley del Talión y su antiguo “ojo por ojo” se encuentra justificación en la desmedida respuesta social que exterioriza no solo el enojo contra mi persona sino de una sociedad harta de la indiferencia de la comunidad toda”, cerró.




Comentarios