El rector José García se unió al plan de lucha que llevan adelante los docentes e investigadores de todo el país.


En el marco del plan de lucha que lleva adelante la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Tucumán (ADIUNT), el Consejo Superior de la Casa de Altos Estudios convocó a un abrazo simbólico al Rectorado ubicado en Ayacucho al 400.

El acto estuvo encabezado por el rector, José García, y el vicerrector, Horacio Pagani. Durante la jornada se leyó un documento en el cual la cúpula universitaria expresó su preocupación por la situación que atraviesan las Universidades que dependen del Estado.

De esta manera, las autoridades universitarias expresaron su solidaridad con docentes, no docentes, estudiantes, egresados y con toda la comunidad afectada por las medidas de fuerza adoptadas en reclamo por mejoras salariales.






Comentarios