El seleccionado tucumano afrontará la competencia con varias bajas de peso como el capitán Leandro Vildoza, Pablo Osores y José Muruaga, entre otros.


La 84 edición del Campeonato Argentino de Básquet que se desarrollará en Misiones despierta especial atención en Tucumán, que quiere recuperar la corona que supo calzarse en 2015 y 2016, pero que no pudo repetir el año pasado cuando cayó en semifinales.

“Nosotros mismos fuimos elevando la vara y la dejamos muy alta. Por eso vamos al torneo con la idea de ser protagonistas”, comentó el técnico principal, Mario Vildoza.

Una de los grandes dolores de cabeza que tuvieron los entrenadores fue el armado de la lista, porque varios de los que eran fija, se cayeron por lesiones y motivos particulares. Tal es el caso del base y capitán Leandro Vildoza, el alero Pablo Osores, Pablo Walter, Patricio Aranda y José Muruaga.

Lejos de quitarse el mote de candidato, Vildoza lo asume. “Si bien sufrimos las lesiones de dos pilares importantes del grupo (Leandro Vildoza y Pablo Osores), el objetivo sigue siendo el mismo: ser protagonistas del torneo. Tucumán ya se ganó un respeto en el ámbito nacional, y ahora hay que responder en consecuencia”, expresó.

Tucumán estará en la zona A junto con Chaco, Córdoba, Entre Ríos, Mendoza y el campeón defensor, Neuquén. El domingo a las 18:30 debutará contra los entrerrianos en El Dorado. Entre los citados, se destaca la presencia del juvenil base Tomás Allende, de 16 años, que se desempeña en Quimsa y es una gran promesa, informó La Gaceta.






Comentarios