Se trata de un cordobés que viajó a Tucumán y no llevaba la silla obligatoria para menores de 10 años. Los jefes policiales fueron suspendidos. 


Insólito. Un cordobés viajó a Tucumán en auto pero tuvo que volver sin el vehículo porque se lo retuvo personal de Policía Vial por estar en infracción. El conductor juntó el dinero para pagar la multa a las semanas pero le informaron que el auto no estaba. Suspendieron a los jefes de la Policía Vial. 

Según detalla La GacetaClaudio Saravia no llevaba la silla para menores de 10 años y fue multado el 8 de mayo. Vale aclarar que el uso de este asiento es obligatoria desde principio de año. Al no contar con $7.000 para pagar la multa, la policía secuestró el vehículo.

Pero la polémica, que terminó con los dos jefes de la Policía Vial suspendidos, se generó el pasado martes cuando Saravia llamó para abonar la infracción y retirar su auto pero le comunicaron que no estaba registrado en la base de datos

“El auto es un Volkswagen Bora negro, modelo 2005, que fue secuestrado y dejado en custodia debajo del puente ubicado en el empalme con la ruta 9, conocido como el corralón de San Cayetano“, detallaron. Y ante esta irregularidad jefe de la Policía de la Provincia, José Díaz, intervino apartando a los comisarios Sergio Suárez y Mauricio Álvarez de sus funciones. 

Esta medida rige hasta que se esclarezca que pasó con el auto que estaba bajo la custodia de la Policía Vial.  ​Hasta la fecha no hubo novedades y nadie le sabe decir al cordobés a donde está su Bora. 




Comentarios