El principal acusado del hecho en un primer momento se fugó, pero luego se entregó en la comisaría 13° donde quedó aprehendido.


Un nuevo episodio de violencia se cobró la vida de un joven de 18 años en el sur de la capital tucumana. Fue ultimado de un disparo en la cabeza.

En el hecho perdió la vida Marcos Antonio Guerra, de 18 años, domiciliado en Bernabé Aráoz al 3.800.

El crimen se registró alrededor de las 19:30 del martes en Bernabé Aráoz al 3.800, jurisdicción de la Comisaría 13°. El Ministerio Fiscal informó que intervino en el caso la Fiscalía en Homicidios I, a cargo de Adriana Giannoni. El prosecretario Carlos Berarducci coordinó las diferentes tareas investigativas realizadas en el lugar del mortal suceso.

De acuerdo a testimonios recolectados, Guerra se encontraba frente a su domicilio de Bernabé Aráoz al 3.800, junto con su hermano y un amigo, cuando de repente habría llegado la pareja de una vecina, que sacó un arma de fuego y le disparó en la cabeza, en la zona parietal izquierda. Hay testigos presenciales que vieron ese momento.

La víctima fue llevada por su familia al Caps de la zona, donde se confirmó su deceso.

Tras el hecho, el principal sospechoso, Carlos Humberto Gordillo, se dio a la fuga del lugar. Se entregó posteriormente en la Comisaría 13°, quedando aprehendido a disposición de las autoridades judiciales investigativas.

Durante los rastrillajes, en unos pastizales ubicados en inmediaciones del canal sur fue encontrada el arma de fuego que habría sido utilizada. La misma estaba partida. Se trata de una carabina calibre 22 que quedó secuestrada.




Comentarios