El instrumento permite a los vecinos mejorar la estructura de sus viviendas, y beneficia no solo al titular, sino también a sus herederos.


Este miércoles, unas 45 familias de diferentes barrios de la capital tucumana cumplieron el sueño de tener la escritura que acredita la propiedad de sus viviendas. En ese sentido, el vicegobernador Osvaldo Jaldo, participó de la entrega de los documentos en el Club El Cruce a los vecinos que pertenecen a los barrios 11 de Marzo, Samoré y La Merced.

“Es una alegría que podamos entregar estas escrituras que significan que las personas, después de mucho tiempo, van a tener el instrumento que les acredita la titularidad, el derecho definitivo de propiedad”, destacó Jaldo.

A su vez, acompañaron a Jaldo, el presidente subrogante de la Legislatura, Regino Amado; el legislador Armando Cortalezzi; y el subsecretario de Regularización Dominial y Hábitat, Fernando Rogel Chaler.

“El gobernador y el vicegobernador nos transmitieron la preocupación de que los vecinos de estas zonas tengan su escritura. Trabajamos para que las personas que menos tienen y que tienen esta falencia puedan contar con la documentación de sus viviendas”, indicó Cortalezzi.

Asimismo, el legislador explicó que “el instrumento permite a los vecinos mejorar la estructura de sus viviendas, y beneficia no solo al titular, sino también a sus herederos, con quienes en muchos casos se dividen los terrenos”.

Por último, el subsecretario de Rogel Chaler explicó que la entrega de escrituras “es una política de Estado en beneficio de la comunidad, por eso continuamos trabajando en la totalidad de la provincia”.




Comentarios