Negociación con los gremios. El gobernador Juan Manzur realizó gestiones ante el gobierno nacional.


Una semana de negociaciones con los gremios tucumanos y la necesidad de un sinceramiento de la situación de la provincia fueron los hechos importantes que marcaron la agenda política.

El jueves hubo una reunión en el domicilio del gobernador Juan Manzur, donde estuvieron presentes el vicegobernador Osvaldo Jaldo, algunos ministros del Poder Ejecutivo y los legisladores de la Capital. La convocatoria inicial se había formulado para hablar de la Tarjeta Alimentaría.

Sin embargo, en la ocasión se puso en blanco y negro la situación financiera y la necesidad de un acuerdo con los gremios estatales. Además el gobernador dio a conocer todas las gestiones que realizó ante el gobierno nacional para obtener obras públicas en la provincia.

Mientras tanto, en otro escenario, en varias reuniones, la ministra de Gobierno, Carolina Vargas Aignasse remarcó que le pidieron a los “gremios de la provincia comprensión con la situación económica que estamos atravesando. Le hemos dado un panorama muy realista, y tal vez crudo, de cuáles son los números y la situación en la que nos encontramos. Pero también estamos en la búsqueda de alguna alternativa superadora”.

De lo que se habla en el gobierno, es que ha llegado casi a duplicar los montos de la planilla salarial de los estatales en Tucumán. Sostienen desde el oficialismo, que “es algo inédito en relación a las otras provincias de la Argentina, en donde hoy discuten el pago de sueldos y, las pocas que otorgaron la cláusula gatillo, le dieron de baja a mediados del año pasado”.

La ministra añadió que “de acuerdo a lo establecido por el Ministerio de Economía, nosotros estamos como siempre lo hicimos, teniendo previsión”. En esa línea, prosiguió destacando que “lo que ocurre es que hay un desfasaje grande de las cuentas públicas, que tiene que ver con el estancamiento de la economía, la baja de la recaudación y que la planilla salarial de la administración pública de Tucumán, diferente de las otras provincias, creció en los dos últimos años un 100%”.

En tanto, expresó que el “Gobernador y el Vicegobernador privilegiaron los puestos de trabajo. Nosotros entendemos que atravesamos meses difíciles, pero vamos a tener claridad”.

Las negociaciones con los gremios se dieron en el curso de la semana con referentes de Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), representantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y un encuentro con el Frente de Gremios Docentes. El viernes pasado estuvieron en Casa de Gobierno los dirigentes del Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud de Tucumán (SITAS). Este gremio, que viene realizando protestas en los hospitales, anunció que la próxima semana las medidas de fuerzas se van a profundizar.




Comentarios