La diputada electa por Tucumán fijó su posición con relación al tema del ingreso a la carrera.


Cada año se renuevan las ilusiones de miles de estudiantes en sus posibilidades de acceder a una nueva carrera y cumplir sus sueños. Así ocurre en Tucumán con Medicina donde las posibilidades de ingreso son pocas para el amplio caudal de jovenes que buscan tener una posibilidad.

En este sentido, se expresó la Diputada electa por la provincia, Lidia Ascárate fijando una posición clara con relación al tema y enfatizando la importancia que le otorga a la educación.

“Como Diputada Nacional electa por la Provincia de Tucumán adhiero plenamente a la universidad pública, laica, inclusiva, gratuita e irrestricta. La educación pública es la gran posibilidad para nuestra Argentina”, manifestó Ascárate mediante un posteo en su cuenta oficial de Facebook.

Hizo público su posición con relación al caso puntual de la carrera de medicina. “Como exsecretaria Económica Administrativa de la Universidad Nacional de Tucumán y militante reformista, quiero hacer público mi rechazo al posicionamiento restrictivo de la Facultad de Medicina. Dicha actitud discriminatoria incumple lo establecido por la Ley de Educación Superior, el Estatuto de la UNT y Resoluciones de su Honorable Consejo Superior”, afirmó. Además agregó: “Se está obligando a nuestros aspirantes a la carrera a ceder en su vocación, a alejarse de su provincia, o a emigrar a universidades privadas. No es una cuestión de presupuesto. Siempre se puede eficientizar la utilización de los recursos para lograr esa educación de calidad que todos queremos. Es una decisión absolutamente política”.




Comentarios