A fines de diciembre, antes de las lluvias estivales, el cruce podrá ser transitado.


Los trajadores continúan en la base de puente del Cerro San Javier para colocar las nuevas vigas de 30 metros de longitud que servirán para conectar un puente vial sobre el Río Muerto y así mejorar conexión de la ruta provincial N° 338 que une Yerba Buena con las localidades de El Corte, El Paraíso y San Javier.

Las tareas finalizará a fines de diciembre, antes del inicio de la temporada veraniega.

Este martes se coloco la primera viga, mientras que esta mañana, fue instalada la segunda viga que fueron pensadas para resistir los embates de la corriente durante las habituales lluvias estivales.

El puente estará habilitando íntegramente en los primeros meses del 2020 e incluirá caminerías peatonales y barandas, como diques de contención y defensas, 500 metros aguas arriba y abajo del río. Es un trabajo en conjunto entre el Gobierno de Tucumán con presupuesto propio, con la Secretaría de Obras Públicas y de la Dirección Provincial de Vialidad.

Ricardo Abad, titular de la Dirección Provincial de Vialidad, explicó que “el proyecto constructivo abarca la demolición de la vieja estructura que tenía 15 metros de longitud por seis metros de ancho, como de sus bases. Esta se reemplazará por un puente de 30 metros de largo por 13 metros de ancho, anclado a una base reforzada, que fue retranqueada en los márgenes”.

Además, comento que “la estructura fue diseñada por la DPV para reemplazar al puente que había quedado ‘exiguo’ para los actuales caudales del Río Muerto. La nueva estructura tendrá 30 metros de luz y de ancho será de 13 metros porque incluye calzada y veredas”, detallo.

Puente San Javier, Tucumán.




Comentarios