El gobierno informó que la situación se encuentra normalizada en las localidades afectadas por el fenómeno climatológico.


Gracias a los operativos desplegados por el Comité de Emergencias de la Provincia y tras escurrir el agua caída durante las fuertes lluvias del 5 de noviembre pasado, este jueves, la situación se encuentra normalizada en las localidades del sur provincial afectadas por el fenómeno climatológico.

Sin embargo, el área más comprometida fue el ingreso a La Invernada, en La Cocha. Por este motivo, miembros de los ministerios de Desarrollo Social, Interior y Salud, junto con agentes de Defensa Civil, colaboraron con el personal de la comuna. La lluvia también afectó el departamento Alberdi y Graneros, provocando el desborde de canales y acequias, lo que produjo anegamientos y comprometió a varias familias.

Por su parte, la secretaria de Atención a Familias en Riesgo Social, Patricia Lizárraga, señaló que durante la jornada del miércoles, el Ministerio de Desarrollo Social asistió a ocho familias de Villa Quinteros que habían sido evacuadas a una escuela de la zona. El personal entregó mercadería, ropa de abrigo, colchones y frazadas.

“Hoy están volviendo a sus casas. Trabajamos para mejorar las condiciones habitacionales junto con la comuna”, expresó la funcionaria, que comentó además que la mayoría de estas familias viven en asentamientos cercanos a canales.

También hubo asistencia a vecinos de la comuna de El Sacrificio, donde algunas casas sufrieron anegamientos causados por el desborde de un canal cercano. Por último, Luis Campos, secretario de Grandes Comunas, remarcó que la lluvia afectó toda la provincia y arrastró material y malezas del pedemonte. “Se está trabajando para recuperar caminos y ya no hay evacuados”, cerró.




Comentarios