Así lo afirmó el ministro de Educación en su visita por las comunas afectadas.


La actividad escolar se vio interrumpida por las intensas lluvias registradas durante la mañana del martes, en el sur de la provincia de Tucumán. Por este motivo, durante la mañana de este miércoles, el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, señaló que se realizan los trabajos requeridos según lo indica el protocolo con el Comité de Emergencias de la Provincia para garantizar el bienestar de las personas.

“Fue un temporal muy intenso pero afortunadamente se está volviendo a la normalidad de manera paulatina. Hemos preservado la seguridad de las familias”, expresó el ministro.

En esa línea, el funcionario remarcó que las clases fueron suspendidas en las tres escuelas que sufrieron el ingreso de agua, como así también en los establecimientos donde el camino representaba riesgos para la comunidad educativa.

“Se trasladó a algunos alumnos a escuelas cercanas para que no pierdan sus días de clase. Vamos a recuperar todas las horas de clases que debieron ser suspendidas”, concluyó.




Comentarios