El intendente de la capital tucumana asumió su segundo mandato y en su discurso llamó a los dirigentes políticos de los diferentes sectores al diálogo.


El Parque 9 de Julio fue el escenario de la ceremonia de asunción de Germán Alfaro como intendente de San Miguel de Tucumán en su segundo período. Del acto participaron dirigentes políticos locales y nacionales. Estuvo acompañado de su familia y quien le tomó jugamento fue el presidente del consejo deliberante capitalino Fernando Juri.

El intendente realizó un extenso discurso de agradecimiento a los ciudadanos por el apoyo renovado y se comprometió a responder a la confianza depositada para esta nueva gestión. “Siento que la ciudadanía ha sido muy generosa conmigo y voy a honrar esa generosidad. Voy a ser leal a ese pacto tácito que cada ciudadano ha hecho conmigo al votarme. Voy a honrar ese pacto por encima de todas las cosas, ese es mi compromiso ético”, afirmó.

Alfaro analizó la elección presidencial del pasado domingo y aseguró que pese a que se consagró un nuevo gobierno en primera vuelta, la ciudadanía eligió un equilibrio político que es imposible desconocer.

El intendente hizo un llamado al diálogo a los diferentes sectores políticos para trabajar de manera conjunta. convocó a dejar de lado las diferencias políticas y a tener “un acto de grandeza para buscar coincidencias mediante el diálogo”. Consideró que “el diálogo tiene que tener parámetros, claridad y precisión, debe ser responsable, abierto, transparente y debe centrarse en la mejora de la calidad del sistema institucional de la provincia”.




Comentarios